Cual es Importancia de la Lactancia Materna

¿Cual es Importancia de la Lactancia Materna?

Es muy común darse cuenta de que hoy en día muchas mujeres, no todas las madres por primera vez, tienen preguntas sobre la lactancia materna y algunas ni siquiera se dan cuenta de la importancia de la lactancia materna y el desarrollo de la salud de su bebé.

Lactancia materna: ¿Por qué es tan importante para el bebé y la madre?

La lactancia materna es muy importante para la  madre y el bebé  porque a través de la leche materna el bebé está protegido y previene muchas enfermedades como alergias, asma, bronquitis, rinitis, diarrea, neumonía, colesterol alto, diabetes, entre otras.

Por otro lado, la madre se recupera más rápido del embarazo, ya que al amamantar, el útero se contrae, lo que hace que vuelva a la normalidad rápidamente, previene el sangrado excesivo y cancela el riesgo de anemia, además de ayudar a la madre a perder peso, porque la lactancia materna hace que perder 500-700 calorías por día, al tiempo que reduce el riesgo de cáncer de seno y de ovario.

Se indica que hasta los 6 meses de vida, el bebé se alimenta solo con leche materna y luego comienza a introducir otros alimentos, pero eso no significa que la lactancia materna deba interrumpirse, lo ideal es durar hasta 2 años o más. incluso recomendado hasta que la madre tenga leche disponible.

El índice para bebés de hasta 6 meses de edad que son amamantados exclusivamente en países latinos es del 41%, en comparación con el índice ideal es muy bajo. Idealmente, sería un valor del 90%.

Muchas madres no lo saben, pero es necesario preparar el cuerpo para la lactancia, los ejercicios de preparación para los senos y los pezones. Idealmente, las madres practican estos ejercicios, ya que ayudan a acostumbrarse al cambio en los senos.

Entre los beneficios de amamantar que recibirá el bebé están:

La  lactancia materna  tiene un papel importante en la inmunidad de los bebés, ya que contiene células inmunes y es capaz de proteger el cuerpo de los factores antiinfecciosos del recién nacido. Algunas de las infecciones que aparecen antes de los seis meses, como la otitis, que afectan a un número menor de niños que son amamantados. La lactancia materna juega un papel importante en el sistema nervioso de la madre, disminuyendo el estrés. El contacto con la madre es importante y hace que el bebé se sienta más seguro y tranquilo, evitando el llanto y la ansiedad, dicen algunos médicos.

Los especialistas han descubierto que la leche materna contiene enzimas conocidas en el cuerpo del niño. La leche de vaca o la leche artificial tienen componentes que son extraños para el bebé y, por lo tanto, pueden causar alergias intestinales y deficiencia de hierro, y algunos afirman que los niños alimentados con leche materna pueden incluso pasar hasta ocho días sin defecar, precisamente porque todos los componentes de la leche materna son absorbido por el cuerpo, sin necesidad de evacuación.

Un estudio publicado en el European Respiratory Journal reveló que los bebés alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses tienen menos probabilidades de desarrollar síntomas de asma infantil, como sibilancias y flema persistente. Otra encuesta, desarrollada por la Universidad de Southampton en Inglaterra y la Universidad Estatal de Michigan y Carolina del Sur, en los Estados Unidos, encontró que los niños que fueron amamantados durante al menos cuatro meses tenían pulmones que funcionaban mejor.

El esfuerzo del bebé por succionar leche ayuda en el desarrollo de los pulmones, fortaleciendo el cuerpo contra las alergias. Se ha encontrado que las alergias comienzan en el primer año de vida, y casi siempre están asociadas con la proteína de la leche de vaca, otras como la irritación en el cuerpo del bebé y pueden conducir al desarrollo de dermatitis, sinusitis, rinitis, amigdalitis y bronquitis asmática.

Una gran razón por la cual la leche materna ayuda a prevenir los calambres en los bebés son las proteínas presentes en su composición, ya que hay dos tipos de proteínas: aquellas difíciles de digerir (caseína) y fáciles de digerir (globulinas). La leche animal tiene más proteínas que la leche materna, pero la proteína que la leche de vaca es básicamente caseína, y la leche humana está compuesta de globulinas, para contener este tipo de proteína, la leche materna no se fermenta y, al ser digerida, produce menos gases y evita los calambres. . Otro factor para el cólico es la toma de aire para el bebé, que es mucho mayor que con un biberón que con el seno.

Además, la cantidad de magnesio, potasio y sodio que se encuentra en las proteínas de la leche es mayor que en la leche materna, un factor que puede sobrecargar el sistema del niño, provocando cambios en el proceso de digestión y favoreciendo la aparición de enfermedades futuras como el síndrome metabólico. diabetes, hipertensión, enfermedad celíaca y obesidad.

La leche materna tiene mayores concentraciones de  calcio y hierro en  comparación con la leche de vaca. Este hierro en otras leches no es suficiente para el bebé, la suplementación es necesaria, ya que el calcio en abundancia en otras leches puede inhibir la absorción de hierro, lo que reduce aún más la presencia de este nutriente en el cuerpo del bebé y favorece la anemia por deficiencia de hierro.

Un estudio realizado en 12,000 bebés y publicado en The Journal of Pediatrics reveló que los niños alimentados con leche materna desarrollan el cerebro más rápido, muestran un mejor rendimiento en vocabulario y razonamiento. A esto se agrega que la grasa de la leche materna está compuesta de ácidos grasos poliinsaturados, responsables de la formación de neuronas en los niños y promueven las sinapsis nerviosas. Se sabe que el desarrollo de aproximadamente el 80% del cerebro ocurre en los primeros dos años de vida, por lo que la importancia de la grasa en la leche materna es indiscutible.

La lactancia materna es ideal para el desarrollo de los huesos del cráneo y la cara, haciendo que los dientes crezcan adecuadamente, además de promover la estimulación en el desarrollo de los músculos de la cara y la boca, que se reflejarán con el tiempo en el habla, la masticación, tragar y respirar

Hoy en día hay bancos de leche materna, que solo buscan promover y ayudar al desarrollo saludable de los bebés prematuros que tienen todos sus sistemas inmaduros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad